La Familia Conectada de Seymour Papert

Superando la brecha de la generación digital

http://www.connectedfamily.com/
Extracto: Una historia de aprendizaje

En 1986, Oskar Arias, quien más tarde ganó el Premio Nobel de la Paz, era candidato a presidente en Costa Rica. Su plataforma incluía la introducción de la tecnología computacional en las escuelas de su país. Después de ganar las elecciones, inició un proceso para decidir cómo llevarlo a cabo.

Enseguida el debate se polarizó en dos campos: Una parte sostenía que el modo de uso debía ser lo más llevadero posible para el docente. Muchos maestros que enseñaban en los distritos rurales tenían muy poca experiencia con la tecnología y carecían de educación formal sobre temas técnicos. Se argumentaba que quedarían excluídos por los usos de la computadora que requerían habilidades técnicas. Por eso, esta parte defendía el uso de software para ejercitar y practicar; de haber ganado esta posición, el contrato probablemente se habría hecho con una empresa que ofreciera el tipo de sistema llave en mano ("a prueba de maestros") en el cual con sólo encender la computadora, ésta empieza a funcionar.

No es que la otra parte haya expresado su argumento exactamente así, pero tal como salieron las cosas podría haberse dicho: "Por el contrario, que sea lo más difícil posible para los maestros".

El debate se resolvió gracias a un experimento en el que un grupo de maestros participaron de un taller intensivo de tres semanas sobre Logo.

Aunque no existe una forma objetiva de hacer estas mediciones, creo que fue obvio para todos los observadores que durante esas semanas se produjo un extraordinario volumen de aprendizaje. Y creo que es igual de obvio que esto ocurrió porque los maestros que participaron sintieron que se trataba de mucho más que una mejora técnica en las habilidades básicas de aprendizaje. Estos maestros hicieron una reafirmación personal de su voluntad de apropiarse de esta cosa moderna, una reafirmación profesional en contra de quienes ven al maestro como un profesional de segunda, y una reafirmación nacional en contra de la visión de su país como subdesarrollado.

Muchos de ellos también hicieron una reafirmación de género: un gran porcentaje de los maestros de escuelas primarias son mujeres, y los organizadores del proyecto tuvieron el buen juicio de reflejar esta realidad en el proceso de selección.

El resultado fue un programa ejemplar en el que cientos de maestros -la mayoría de ellos realmente carecía de una base técnica- aprendieron a programar en Logo y cosecharon gran confianza en sí mismos y en su país al dominar algo que se consideraba desafiante, moderno, difícil y no "para gente como ellos".

...

Había una vez una persona joven que aprendía los secretos de la labor que usaría para el resto de su vida. Este modelo servía cuando los cambios eran lentos y la gente hacía, al final de su vida, algo parecido a lo que había aprendido a hacer al comienzo.

Esto no funciona en un mundo donde la mayoría de las personas están trabajando en un empleo que ni siquiera existía cuando habían nacido. Quizás aún no sea tan así, pero nos estamos acercando lo suficiente como para reconocer un acertijo: si cualquier habilidad que aprende un chico será obsoleta antes de que la use, entonces, ¿qué es lo que tiene que aprender?

La respuesta es obvia:

La única habilidad competitiva a largo plazo es la habilidad para aprender.