Una Educación Basada en Competencias - 4. Promover relaciones de tutoreo.

 

4. Promover relaciones de tutoreo.

El tutoreo en el aula es una relación de ayuda entre alguien que sabe algo y otro que está aprendiendo. El tutor es una niña o un niño que ayuda a otro en su trabajo. No se trata de hacerle las cosas, sino de ayudarlo a que aprenda a hacerlas.

La relación de tutoreo entre niñas y niños permite a quien enseña, reconocer lo que sabe y reflexionar sobre la forma en que lo ha aprendido. También le permite reconocer que lo que sabe es valioso y descubrir que es importante enseñar a otros.

Puede haber tutores en lengua, en escritura y lectura, en lógica matemática y en todas aquellas actividades en que se detecte necesaria la ayuda del otro.

Para formar un buen tutor es necesario asegurar que el niño o la niña:

  • Sepa con precisión en qué va a ayudar.
  • Decida cómo va a ayudar al otro.
  • Ayude a que los demás aprendan por sí mismos sin dar respuestas.
  • Analice si su ayuda fue adecuada o tiene que modificar el tipo de intervención.

Para determinar quién será tutor de quién, es importante identificar las características y las necesidades de niños y niñas, así como los propósitos que se persiguen a través de la relación de tutoreo.

Finalmente conviene recordar que una de las mejores formas de aprender es cuando se enseña a otras y otros.